No es sorprendente que haya una gran falta de privacidad en Internet. Todo lo que escribes o subes es archivado para siempre. Fue exactamente esta falta de privacidad la que alimentó el rápido ascenso de Snapchat. Snapchat prometió que tus fotos desaparecerían unos segundos después de ser vistas. No es sorprendente que Snapchat se haya vuelto inmensamente popular entre la gente que quería usarlo para una experiencia más porno xxx sin tener que preocuparse de que sus partes privadas fueran expuestas en los medios sociales. Envías una foto y después de unos segundos Snapchat la borra. La pregunta es, ¿realmente se borran esas fotos?

No cabe duda de que la app de mensajería instantánea más famosa del mundo, WhatsApp, estaba preparada para dar el salto a los ordenadores. Así, cuando estés delante del portátil, no tienes que andar también pendiente de una segunda pantalla para comunicarte con tus amigos. Muchos usuarios lo demandaban y la aplicación ya puede utilizarse mediante la web oficial en el ordenador, aunque de que de momento tan sólo es compatible con el navegador Chrome de Google.