Las consultas en psicología online más comunes

Cada vez hay más gente que utiliza Google para saber si está en plenas condiciones mentales. Por ejemplo, el trastorno bipolar es una enfermedad grave del cerebro, la cual se conoce en ocasiones como enfermedad maníaco-depresiva o depresión maníaca. Un rasgo mediante el cual se suele identificar a las personas con trastorno bipolar, es la posibilidad de reconocer cambios que son inusuales en su estado de ánimo, motivo por el que se los puede encontrar muy felices y animados, pero en poco tiempo deprimidos o con poca energía. ¿Pero se puede diagnosticar sin acudir a la consulta de un profesional de la psicología?

El caso concreto del trastorno bipolar

Como parte de este diagnóstico se dice que hay un episodio maníaco en el momento que la persona se la ve más feliz y animada de lo habitual, mientras que se habla de un episodio depresivo en caso que ocurra que esté más triste y deprimida de lo habitual. Son entonces esos altibajos los que van a garantizar que se plantee que una persona atraviesa por un cuadro de trastorno bipolar, con el aliciente que esas modificaciones en el comportamiento no van a corresponder con las que todos tenemos, ya que son bastante más pronunciadas. En otras palabras, esos cambios en el estado de ánimo son extremos.

Por sus características, las personas con trastorno bipolar presentan serios inconvenientes en sus relaciones, al momento de asistir a la escuela, la universidad o el trabajo. Incluso en ocasiones la enfermedad se la puede considerar como peligrosa porque existe la posibilidad de intentos de daño suicidio.

¿Es fácil diagnosticar online el trastorno bipolar?

Lo cierto es que no es fácil. En algunos casos las personas pueden tener trastorno bipolar durante largos periodos de tiempo como años, antes de que se plantee un diagnóstico de este tipo para reconocer su enfermedad. Lo anterior puede ocurrir porque los síntomas bipolares pueden ser muy similares a otros problemas. En cuanto a los amigos y los familiares podrán notar parte de los síntomas, pero por su condición tal vez no darse cuenta que en realidad son parte de un problema que es mucho mayor. El médico a su vez puede llegar a creer que la enfermedad es muy distinta, como por ejemplo una esquizofrenia o depresión.

Por otro lado, las personas con este trastorno casi siempre presentan otro tipo de problemas de salud, lo que dificulta considerablemente el diagnóstico inicial del trastorno bipolar. Como parte de los ejemplos que se pueden identificar, están el abuso de sustancias, los trastornos de ansiedad, las enfermedades cardiacas, la tiroides y la obesidad. En conclusión, es una enfermedad mental compleja de ser tratada y a su vez de ser incluso diagnosticada por los límites tan difusos que existen en relación con sus síntomas y el modo en el que se manifiesta.

Publicado en Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*