La Sala Apolo de Barcelona renueva su tecnología

Sala Apolo ha actualizado los dos principales espacios del local y ha creado una nueva zona polivalente destinada a la creación musical y visual. Después de las reformas, el club amplía el aforo hasta las 2.900 personas entre los tres espacios y presentará nuevos contenidos. La sala (2) se ha renovado íntegramente con una ampliación hasta los 575 metros cuadrados y un nuevo equipo de sonido y de iluminación.

El nuevo espacio (3) estará destinado a la creación e innovación artística y buscará ser un punto de encuentro entre profesionales del sector y el público antes y después de los conciertos. La clásica Sala Apolo cuenta con nuevos accesos, mejoras en los servicios y un nuevo equipo de sonido. El club inaugura la nueva etapa este lunes pero el proceso de reforma finalizará a principios de 2018.

La necesidad de mejorar equipamientos musicales

Según ha asegurado el director de Sala Apolo, Albert Guijarro, en declaraciones a la ACN, con esta reforma se quiere “poner al día” el espacio y potenciar la investigación en los campos de las artes visuales y la música con la puesta en marcha de la sala (3). “Hace 4 años que pensamos en disponer de nuevos espacios y ahora ha sido un buen momento para hacer la ampliación”, ha dicho. Entre las mejoras también hay la creación de un grande hall que permitirá tener las colas “más organizadas” y con menos impacto por el barrio. Con los trabajos finalizados, el Apolo cuenta con un aforo total de 2.900 personas repartidas en tres espacios con propuestas “diferenciadas” y “conectadas”. Mejoras en dos espacios “emblemáticos”En concreto, Sala Apolo fundada en 1943 y conocida como La Grande de Apolo, cuenta con nuevos accesos adaptados a las necesidades de las personas con movilidad reducida, los camerinos se reubican y se refuerza el equipo de sonido para “mejorar” la calidad y la acústica de la zona.

Once años después de su apertura, la (2) pasará de tener 350 metros cuadrados a 575. Es por eso que el aforo se ha duplicado y ha pasado de las 355 personas hasta las 800. Como novedad, estrenará nuevos lavabos y camerinos y una barra central que buscará “descongestionar” el espacio. En el apartado técnico, se ha puesto en marcha un nuevo equipo de sonido y de iluminación. La startup barcelonesa ProtoPixel ha puesto la tecnología de la iluminación del espacio, un retículo lumínico de gran escalera de estructura LED que adecuará la luz con la música de forma automática. Un nuevo espacio destinado a la creación. La (3), que el proceso de construcción del espacio finalizará a principios de 2018, se proyecta como una sala “abierta” alimentada de la estética de la calle para ofrecer al público un espacio de distensión. Está previsto que pueda contar con una cabina de emisión radiofónica con contenido propio de la sala y un estudio de edición de imagen y realización.

La programación será “diversa” con workshops especializados, materclass, conferencias, exposiciones, mercados y conciertos en acústico. Nueva etapa, nuevos contenidos. Al margen de la renovación técnica del club, también se ha modernizado la imagen gráfica. En cuanto a los contenidos, el Apolo buscará abrirse en nuevos conceptos para ofrecer en el público programación cada día. Así los ciclos peculiares como ‘Caprichos de Apolo’ continuarán en el mismo momento que ‘Nasty Mondays’, ‘Blaster Disaster’, ‘Crappy Tuesdays’, ‘Caníbal Apolo’ o ‘Club Cake’.

Publicado en Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*